OBSERVATORIO NACIONAL DE PROCESOS DE MEMORIA PASOS DE
MEMORIA y paz
FESTIVAL INTERNACIONAL
DE POESÍA DE MEDELLÍN
Simón Rendón Chvatal

El Festival internacional de Poesía de Medellín fue fundado en 1991 por Fernando Rendón y un grupo de poetas reunidos en torno a la Revista Prometeo, en el marco del conflicto narco-paramilitar que vivió Medellín. El Festival surgió en respuesta al genocidio cometido contra los miembros de la UP, las masacres, los desaparecidos, y en solidaridad con las víctimas de la exclusión y del conflicto colombiano. "Nació en oposición a la muerte", como afirma su fundador.

 

Por ser un espacio de democratización del pensamiento y la palabra, se convirtió desde entonces un símbolo de resistencia contra la matanza y la miseria que han reinado en muchos barrios de Medellín. Es una cita anual a la que acuden cerca de 50.000 personas para celebrar la vida, la libertad de expresión y de reunión.

 

El Festival Internacional de Poesía de Medellín sucede en muchos lugares cada año y de esta manera se ha vuelto crucial para la memoria de la comunidad, ya que ha generado espacios multiculturales conmemorativos, en los que tanto los poetas invitados, procedentes - en toda su historia - de 167 países, como los espectadores, se hacen participes de la reconstrucción de la memoria histórica de los pueblos de la tierra que se ve reflejada en las obras de los poetas venidos de diferentes latitudes, incluidos países que han vivido fuertes guerras y conflictos. Así los poetas y el público de identifican en sus experiencias y se hermanan por medio de la palabra, sobreponiéndose a los actos barbáricos de la guerra.

El Festival consta de múltiples eventos (lecturas de poemas, rituales conciertos, conferencias talleres y foros) celebrados anualmente durante una semana. Estos eventos son realizados, con entrada libre y sin costo, en múltiples escenarios públicos y populares, en su mayoría en la ciudad de Medellín, pero no limitados a ésta, pues sus lecturas de poemas han abarcado 36 ciudades y cerca de 40 municipios.

 

Cada año el Festival propone un tema de reflexión, promoviendo la paz y la solidaridad con los desaparecidos y con los desplazados.

 

El público del Festival no se ve limitado por edades o fronteras, ya que asisten desde niños muy pequeños, de las manos de sus padres, hasta ancianos y oyentes con distintas ideologías, lenguajes, etnias, creencias, etcétera. En el Festival se celebra el abrazo, la hermandad y el dialogo de las diferentes culturas de la tierra.

 

Es un público constante, que con su asistencia cada año, aporta su presencia y entrega hacia el espíritu de los lectores. Miles de personas se reúnen en torno a la palabra nutrida por la memoria de los pueblos del mundo.

 

Lo más valioso del Festival Internacional de Poesía de Medellín, es que le dio una alternativa al pueblo, una alternativa a la violencia y al miedo infundido por el conflicto. Además, es increíble cómo los lugares a los que llega el Festival, se transforman automáticamente en lugares de construcción de memoria a la disposición de toda la población. El Festival, se ha empeñado en fortalecer los procesos de memoria histórica en una ciudad que los ha negado y ocultado, incluso con la negligencia y complicidad del Estado.

 

El Festival se hizo acreedor al Premio Nobel Alternativo (Right Livelihood Award) en 2006 “por afirmar y expresar los valores humanos de la belleza, la creatividad, la libertad de expresión y por su trabajo con la comunidad, en oposición al miedo y a la violencia que prevalecen en Colombia y en el mundo todavía hoy”.

 

También fue nombrado Patrimonio Cultural de la nación en 2009, para más tarde ser denominado por los mismos poetas de todo el mundo como: "el mejor festival de poesía sobre la tierra".

ENTRE

@onalme Todos los derechos reservados